De las siete islas ubicadas en el Océano Atlántico, Fuerteventura atraye por sus playas románticas, lugares de soledad y testigos secretos del pasado.
Apenas no existen indicaciones seguras sobre el papel de las Islas Canarias como base para los submarinos de la marina bélica alemana aunque por su situación estratégicamente favorable podría significar un posible punto de salida para acciones militares.

La península de Jandía situada en el sur de la isla de Fuerteventura se divide en la costa del este y la del oeste siendo la parte sur este explotado por el turismo y por esta razón alcanzable con todos los medios de transporte (Morro Jable / Jandía) mientras que la costa noroeste (la cual es más bella y romántica) queda accesible solamente vía pistas de tierra.
Según se dice, durante la Segunda Guerra Mundial, el ingeniero alemán Gustav Winter estableció una base de cuya existencia hasta hoy día la Villa Winter, cerca del pueblecito Cofete, así como más huellas e indicias siguen dando testimonio.



Pero Winter también dejó sus huellas en los años cuarenta en Morro Jable, el único núcleo urbanizado de la península de Jandia. En esa epoca un pequeño pueblo pesquero, el "caserío del alemán" dominaba toda la zona del valle.
Winter tuvo gran encargo en el desarollo del pueblo, dejando construir una iglesia así como una escuela, y descubriendo poco a poco las ventajas de este lugar aislado y vírgen.

(Fotografía de Claudio de la Torre, 1966)