Strand von Cofete

No es tan fácil de llegar hasta la Villa Winter. Aunque muchos guías describen la ruta hacia las playas legendarias de Barlovento pasando por el masivo de Jandía en la costa occidental, solo pocos comentan que es recomendable hacer esta excursión bien equipado con un coche todo terreno.
La costa del oeste es una región muy solitaria no apropiada para "turistas con mochilas" saliendo de sus hoteles confortables y esperando por bañarse cómodamente en estas playas. Los que vienen aquí prefieren la soledad, la naturaleza y paisajes vírgenes. Aunque el bar en Cofete ya intenta de atraer a los primeros turistas con la cartelera en alemán.




Cofete, este lugar tan raro, con su bar que parece más a un castillo, se encuentra solamente unos cien metros de distancia de la Villa Winter.
Lo que tiene que ver este bar con la villa ya demuestran dos detalles. El muro exterior de la parte de derecha y más antigua parece completamente al muro exterior de la Villa Winter. Las ventanas también están cerradas con bloques como aquellas ventanas en la villa impidiendo de esta forma el acceso a determinados espacios.
Esta parte del edificio ha sido comprado por la empresa constructora española Lopesan S.A. como también la Villa Winter y el área del alrededor.

Blick Richtung Norden zur Bar Cofete

Mientras que una mitad del edificio es accesible para los turistas los cuales también están muy bienvenidos en el bar, la otra mitad queda cerrada permitiendo solamente unos vistazos pequeños al garaje.
¡Pero lo que se puede ver allí no es nada! En medio de bastante chatarras se encuentra un camión viejo aún desde los tiempos de la guerra (posiblemente se trata de un Dodge americano). Una atracción inesperada que sigue oxidándose como otros objetos más. No hay nada que podría permitir dar indicaciones a un submarino, gasoil de carga u otra herramienta náutica. En lugar de esto, hay una cantidad bastante grande de aparatos de agricultura sobre los cuales aún se reconocen placas que indican un fabricado alemán.